Imam Ali al-Hadi

Back to Blog

Imam Ali al-Hadi

Imam Ali al-Hadi

Abu-l-Hassan Alí ibn Muhammad (Medina, 5 de marzo de 828Samarra, 27 de junio del 868) más conocido como Alí an-Naqí ‘o Alí al-Hadi fue el décimo imám de los chiíes imamites, hijo y sucesor del noveno imán Muhammad ibn Alí ar-Rida.

La Vida

Vivió en Medina hasta el reinado de Al-Mutawakkil, que tuvo una política dura. En una fecha entre 847 y 849 el califa envió Yahya ibn Harthama a detenerlo y llevarlo a Samarra. Quedó bajo vigilancia hasta su muerte.

Cuando su padre, Muhammad Ibn Ali murió, él estaba en Medina y también como su padre en la infancia llegó a ser Imam de los chiitas, a la edad de ocho años.

Ali Ibn Muhammad vivía en la época de seis de los gobernadores de Abbasi.

  • Mótasem
  • Vaseq
  • Mutakael
  • Montasar
  • Mostain
  • Mótaz

Él antes del liderazgo de Mutavakel, vivió en Medina con tranquilidad. Pero después de llegar a ser reinado de Mutavakel, él para proteger su gobierno, comenzó a luchar y molestar a Ali Ibn Muhammad y los chiitas. Política mala de Mutavakel contra los Alavies (Los hijos de Ali Ibn Abi Talib) causo unos problemas para Ali Ibn Muhammad. Después de liderazgo de Mutavakel, el reinante de Medina, Abdolah Ibn Muhammad Ibn Davod Hashemi, escribió una carta a Mutavalek y le conminaba de las actividades de Ali Ibn Muhammad y sus seguidores.

Él escribió que Ali Ibn Muhamad tiene dinero, armas y escrituras prohibidas. Y asimismo Ali Ibn Muhammad escribió una carta a Mutavakel para defender de los denuncios de reinante de Medina. Y Mutavakel desalojó el reinante de Medina y respetó a Ali Ibn Muhammad, pero le pidió que con su familia vengan a su ciudad.
Ali Ibn Muhammad era un líder e Imam bueno y estaba muy amable con la gente y tenía unas actividades para los chiitas, y por eso Mutavakel en año 233 mandó a Yahya Ibn Harsame que le transmite a Samerra. Cuando Yahya entró a Medina, la gente no lo aceptó y le contraviró.

Cuando Ali Ibn Muhammad llegó a Bagdad, muchas personas de la ciudad, estaban esperando para verlo, y el nabab de la ciudad fue a visitarle y estaba con el hasta medianoche. Él en mes de Ramadán en año 233 entró en Samerra. Califa no tenía cita con él en el día de entrado, pero en el día siguiente pruebo una casa para Ali Ibn Muhammad. El resto de su vida quedaba en Samerra. Él dijo: yo no he venido en esta ciudad voluntariamente.

Los imamites reconocieron como sucesor a su hijo Hasan al-Askari.

Según las narraciones Hadi era una persona amable y alegre, cuando una persona triste le vio a Imam Hadi, su tristeza cambiaba a alegría. Sin duda él fue lleno de sabiduría y ciencia, él dijo: En el trituro de Dios la ciencia tiene 72 palabras que nosotros Ahlol-Bait los sabemos.

Actividades

En Samerra, Ali Ibn Muhammad, a pesar de los limitados de gobierno de Abbasi, pero pudo caminar entre la ciudad y tenía relación con la gente. Él tuvo relación con sus delegados, y recibía las cartas de chiita y los dineros por ellos. Pero a lo largor del tiempo por los rigurosidades de Mutavakel Abbasi no pudo proteger las relaciones mucho claro.

Aunque en época de Ali Ibn Muhammad, él no estaba libre para hacer sus actividades muy fuertes, pero tuvo unas actividades importantes como discutir, escribir las cartas, contestar a las preguntas de los chiitas y educaba los alumnos y enseñaba los asuntos islámicos.

Hay unas narraciones de Ali Ibn Muhammad sobre los actos del humano y sobre los derechos de la gente, los animales, también Ziyarat Jameh Kabireh es de él.

 

 

Share this post

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Back to Blog